• Complejo Empresarial ATICA Edificio 5, Madrid
  • Info@TramitesFiscales.ES

Impuestos en la disolución de una Sociedad

Para poder disolver una sociedad es necesario que la Junta General llegue a un acuerdo previo. Durante la fase de liquidación, la sociedad todavía se encuentra sujeta al Impuesto sobre Sociedades. Deberá seguir tributando según el régimen que le fuera aplicable antes del acuerdo de disolución.

Qué impuestos debo hacer frente durante la disolución

Además, debes abonar los siguientes impuestos:

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Todos los socios tendrán que pagar el 1% del valor de su respectiva adjudicación. (Modalidad de Operaciones Societarias)
  • IS o impuesto sobre Sociedades. Si los socios reciben bienes no dinerarios, tendrán que integrarse en la base imponible del impuesto la diferencia entre el valor de mercado y el valor contable de los mismos.
  • IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). Están sujetas a este impuesto aquellas adjudicaciones no monetarias que hayan sido efectuadas a favor de los socios sin perjuicio de la existencia de exenciones.
  • Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF). En este sentido, el socio podrá tener una ganancia o una pérdida patrimonial dependiendo de la diferencia entre el valor de la cuota de liquidación social o el valor de mercado de los bienes y el valor de adquisición de la participación del capital correspondiente.